Es domingo en la Villa Olímpica de Aldeadávila

Publicado en por Parroquia

Es domingo en la Villa Olímpica de Aldeadávila
Es domingo en la Villa Olímpica de Aldeadávila
Es domingo en la Villa Olímpica de Aldeadávila
Es domingo en la Villa Olímpica de Aldeadávila
Es domingo en la Villa Olímpica de Aldeadávila
Es domingo en la Villa Olímpica de Aldeadávila
Es domingo en la Villa Olímpica de Aldeadávila
Es domingo en la Villa Olímpica de Aldeadávila
Es domingo en la Villa Olímpica de Aldeadávila
Es domingo en la Villa Olímpica de Aldeadávila
Es domingo en la Villa Olímpica de Aldeadávila
Es domingo en la Villa Olímpica de Aldeadávila
Es domingo en la Villa Olímpica de Aldeadávila
Es domingo en la Villa Olímpica de Aldeadávila
Es domingo en la Villa Olímpica de Aldeadávila
Es domingo en la Villa Olímpica de Aldeadávila
Es domingo en la Villa Olímpica de Aldeadávila
Es domingo en la Villa Olímpica de Aldeadávila
Es domingo en la Villa Olímpica de Aldeadávila
Es domingo en la Villa Olímpica de Aldeadávila
Es domingo en la Villa Olímpica de Aldeadávila
Es domingo en la Villa Olímpica de Aldeadávila
Es domingo en la Villa Olímpica de Aldeadávila
Es domingo en la Villa Olímpica de Aldeadávila
Es domingo en la Villa Olímpica de Aldeadávila
Es domingo en la Villa Olímpica de Aldeadávila
Es domingo en la Villa Olímpica de Aldeadávila

Los días van pasando sin darnos cuenta y ya nos encontramos en el domingo, 7 de Julio, San Fermín. Por aquí por esta zona de Salamanca también tienen afición a los toros y a los encierros. 

Hoy nos vamos a centrar en el valor del compromiso; las palabras se las lleva el viento, lo que importa de verdad son los hechos y todos hemos de implicarnos. También las olimpiadas son cosa de todos: desde el preparador físico, hasta el que se encarga de la alimentación; desde el que infla los balones hasta el que disputa una maratón. 

Por la mañana, después de la gimnasia y la oración nos fuimos de marcha hasta el área recreativa del rocoso, junto al pantano que lleva su nombre. Una zona preciosa también para darse un chapuzón y continuar nuestras competiciones olímpicas. 

Al regreso, y después de la comida tuvimos algunos juegos de agua, unas "olimpiadas pasadas por agua" y que todos estábamos esperando. 

Más tarde celebramos las olimpiadas culturales donde demostramos lo que sabemos y lo que  aún nos queda por conocer. 

Y llegó el momento de la Misa: el encuentro más importante del día. ¡Qué gozada sentirnos como una familia numerosa, la familia de los cristianos, junto a Jesús. Poder escuchar su palabra y recibirle dentro de nosotros. De El recibimos todas las "vitaminas espirituales" para correr hacia la meta que es su Reino.

Por la noche disfrutamos de un furor muy especial  y divertido. Y con estas nos fuimos a dormir..

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

Sara V. Miguel 07/09/2019 22:49

Todo parece estupendo