La mujer del siglo XXI: ni independiente, ni segura, ni con voz

Publicado en por Parroquia

La mujer del siglo XXI: ni independiente, ni segura, ni con voz

Manos Unidas conmemora este año 2019 su sesenta aniversario; 60 años trabajando con la sociedad española y en los países del Sur con un claro compromiso con los excluidos.

Porque “Creemos en la igualdad y en la dignidad de las personas” hemos elegido este lema que para recorrer los próximos tres años de trabajo centrados, especialmente, en los derechos humanos. Y es que, en nuestra Organización, creemos en un mundo donde todos los seres huma nos puedan vivir con la misma dignidad y donde reinen la justicia y la paz.

Creemos en un mundo donde los derechos de la mujer, su formación, sus capacidades y su independencia sean una realidad; también, en aquellos países donde, por desgracia, siguen siendo excluidas.

 Para lograr todo esto, para impulsar estos cambios, sabe‐ mos que es necesaria la colaboración de todos. Es un gran reto que exige una fe en las personas y un compromiso coherente con unas relaciones humanas fraternas, con y para los demás. También desde la palabra debemos lograrlo: periodistas, profesionales y medios de comunica‐ ción.

Nadie está excluido de esta responsabilidad y de esta llamada, de esta denuncia y de este objetivo: lograr entre todos un mundo diferente y mejor. Como decía Pilar Bellosillo, una de nuestras fundadoras, “hablar de liberación de la mujer no encierra el mismo sen‐ tido para todos, ni quiere decir lo mismo ayer que hoy. Antes significaba la lucha por la obtención de los mismos derechos que los hombres. Hoy significa el compromiso de acción por una sociedad nueva, por una sociedad justa.”

UN CARTEL SORPRENDENTE Sabemos que este año nuestro cartel sorprende. Sorprende su falta de color: en nuestra historia, contadas veces hemos hecho carteles en blanco y negro. Sabemos que el mensaje llama a la reflexión: tres negaciones para definir la realidad de la mujer que queremos denunciar (ni independiente, ni segura, ni con voz). Todo tiene su razón de ser. Nada se hace al azar. Y es que, en el siglo XXI, nos encontramos con mujeres muy diferentes. Generalmente, al pensar en las mujeres del siglo XXI, pensamos en mujeres formadas y educadas en la igualdad que deciden cómo quieren vivir su vida, independientes, que saben lo que quieren, fuertes, con derecho a voz y a voto; en definitiva, mujeres libres. Pero esa realidad no es así en la mayor parte del mundo. Y debemos denunciarlo: todavía en el siglo XXI millones de mujeres en muchos países del mundo no son independientes, ni seguras, ni tienen voz. Nuestro cartel representa este año a esos millones de mujeres, una de cada tres, que no son como muchos imaginan. Hemos elegido a una mujer india como símbolo de una realidad que representa, aún hoy, a millones de mujeres en el mundo. Hoy, 60 años después, India sigue siendo uno de los peores países del mundo para nacer mujer: un país donde corren más peligro las mujeres de ser víctimas de trata de personas; de trabajo forzoso, esclavitud sexual y servidumbre doméstica. Precisamente en India Manos Unidas comenzó su andadura trabajando en la realización de proyectos de desarrollo. Nuestro cartel recuerda la portada de una revista y por ello pone el foco en una sola imagen; una imagen dura, directa e impactante. La mujer de la imagen mira de frente, erguida, plena de dignidad… Como las mujeres por las que trabaja Manos Unidas desde hace 60 años

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post